Datos para ayudarte a dejar de fumar en 2020

Las personalidades adictivas son de lo más común en la sociedad actual. Los ritmos acelerados a veces nos empujan a buscar vías de escape que nos aporten calma, aunque sea momentánea y superficial. La distancia entre que algo nos guste y nos obsesione es cada vez más pequeña. Incluso el consumo responsable puede llegar a ser una pauta obsesiva, positiva en este caso. Fumar es una pauta obsesiva también, en este caso, negativa para nuestra salud y la de nuestro entorno. No nos referimos únicamente a los fumadores pasivos. Acercarte a una vida libre de plásticos puede ayudarte a dejar de fumar. 

Si has decidido que este sea uno de tus retos este nuevo año, te aportamos algunos datos que pueden ayudarte a ponerlo en contexto. 

  1. Los filtros del tabaco son una de las basuras más comunes que suponen un problema global. Los filtros están compuestos en un 98% de fibras plásticas no biodegradables. Las colillas tiradas en las calles y las playas, pueden llegar a tardar como poco, nueve meses en descomponerse, desprendiendo residuos tóxicos como el arsénico, integrándose en el suelo, el aire y el agua. 

Desde los años 80 han representado entre el 30% y el 40% de los residuos recogidos en entornos naturales y en zonas urbanas. 

2. Según las estadísticas, el 70% de los fumadores y las fumadoras, reconocen tirar parte de las colillas de los cigarros que fuman a la calle, entornos naturales o por las ventanas y ventanillas. Esto significa que el 65% de las colillas son tiradas, suponiendo un grave problema para algunas comunidades a pesar de las políticas restrictivas que se han aplicado en las últimas décadas. 

El impacto sobre nuestra salud es también de sobra conocido. 
3. Los niveles de enfermedades relacionadas con el tabaco , sigue haciendo del tabaquismo una epidemia. 16% de los adultos fuman y un 4.6 % de los jóvenes. Sigue siendo una de las principales causas de mortandad.