El consumo responsable y la alimentación saludable.

Existe una larga lista de tipos de alimentación, de la que elegimos la que mejor nos encaja según nuestras apetencias y estilo de vida; Dietas bajas en grasa, bajas en hidratos de carbono, veganismo, vegetarianismo, dietas sin gluten, bajas en sodio, crudiveganismo … 

La mayoría de estas dietas comparten una idea : come más vegetales. 

Cuando decides reducir tu basura, sin darte apenas cuenta, descartas carnes y pescados para evitar los plásticos que las contienen. Encontrar productos sin envoltorios plásticos puede ser una tarea complicada aunque nada es imposible y cada vez es más sencillo. 

Si el salto te parece muy radical para el principio, comienza por reducir. Incluso en las grandes superficies podrás encontrar alimentos envasados en latas o en vidrio que tienen un reciclado mucho menos complejo. Si no puedes evitar los envases plásticos en determinados productos, recuerda comprar siempre el que más cantidad contenga. Esto te ayudará a garantizar su reciclado (debe tener un diámetro mayor a 8 cm, estar limpios y sin camisetas de pvc). 

Recuerda igualmente que evitar los envases de plástico te ayuda a llevar una dieta saludable y a estabilizar tu peso.