Entrevista a Eva Polio, una de las creadoras de las braguitas menstruales Cocoro

Las mujeres tenemos de media 520 ciclos menstruales a lo largo de nuestra vida fértil; si durante todos estos ciclos utilizamos tampones o compresas, cada mujer consume al año una media de 300, o en torno a los 10.000 después de toda nuestra etapa fértil. Tampones, compresas, envoltorios y aplicadores. Para quien todavía no lo sepa, tanto los tampones como las compresas utilizan varias capas de plástico para su fabricación, que además de tardar muchísimo en degradarse no tiene posibilidad alguna de reciclarse. Teniendo en cuenta que alrededor del 30% de todas las mujeres están en edad de menstruar, las toneladas y toneladas de basura que suman los artículos de higiene íntima suponen a nivel global el 0,5% de toda la basura que llega a los vertederos desde nuestras casas. Unas cifras espeluznantes, si lo piensas un poco.

Yo hace tiempo que, precisamente ante el vértigo que me daba pensar en esto, comencé a utilizar la copa menstrual. Inocentemente pensaba que cuando mis hijas comenzasen a tener sus primeras reglas les animaría a utilizar este producto y a hacerles ver lo contaminantes que resultan tanto los tampones como las compresas: “nada mejor que acostumbrarlas desde el principio”, pensaba orgullosa. Sin embargo, ahora que se aproxima la menarquía de mi hija mayor, quien todavía no ha cumplido los 11 años, veo en sus ojos el terror al imaginarse tenerse que meter un embudo de tamaño considerable por su vulva inmaculada. Así que convenimos que debíamos buscar otras opciones hasta que no tuviera miedo de introducirse una copa menstrual. Buscando y tras recomendaciones de amigas en la misma situación que yo, descubrí las bragas Cocoro, de las que habíamos pensado hablaros; sin embargo desde Lo Mínimo creímos que era mejor que fueran directamente sus creadoras quienes os hablaran de ellas. Eva, Laida, Cristina y Clara, dos arquitectas, una diseñadora gráfica y una experta en estrategia de contenidos y comunicación forman la cooperativa Femmefleur creada para mejorar la vida de las mujeres y para contribuir en crear un mundo más consciente. Hablamos con Eva Polio para que nos pusiera al día.

Lo Mínimo-¿Quienes estáis detrás de este proyecto?

Eva Polio. Somos 4 socias, Clara Guasch, Laida Memba, Cristina Torres y Eva Polío, que en el 2012 empezamos a difundir y distribuir copas menstruales. Laida y yo (Eva) estudiamos juntas arquitectura en Barcelona. Las dos somos arquitectas. A Cristina ya la conocía y le pedimos que nos hiciera un logo, ya que es diseñadora gráfica. Le gustó el proyecto y empezamos a trabajar las tres. Posteriormente en el coworking donde estamos conocí a Clara, y la contratamos al iniciar el proyecto de cocoro. Ella es filóloga inglesa, pero se dedica a la estrategia de contenidos y la consultaría en comunicación. Nos gustó como trabajaba y le propusimos que se uniera al equipo.

Somos un equipo multidisciplinar, que nos complementamos y trabajamos muy bien juntas

L.M- ¿Me podéis contar un poco de dónde venís y cómo surgió la idea?

E.P- Nos dimos cuenta que las mujeres, en diferentes momentos de nuestro ciclo o nuestra vida, necesitamos un producto externo cómodo y saludable, ya que en realidad a nadie a le gusta usar compresas. Aun siendo un producto que no gusta nada, el 80% de las ventas de productos de higiene íntima son compresas o salvaslips. Eso nos indica que las mujeres necesitamos productos externos para usarlos de forma única o combinándolos con internos. Sin embargo, hasta hace muy poco no existía en el mercado una propuesta realmente cómoda y que no generara residuos.Nuestro primer proyecto fue lacopamenstrual.es, que era el primer portal en español dedicado única y exclusivamente a la difusión de productos de higiene íntima alternativos a los de usar y tirar y después nació Cocoro.

LM-¿Qué os animó a crear un producto como este?

E.P- Tener el periodo es una realidad que compartimos casi todas las mujeres durante un largo periodo de nuestra vida, así que hacerlo más llevadero nos parece que es una buena forma de contribuir al día a día de la mujer. Pensamos que la confortabilidad de las personas es tan importante como colaborar en hacer un mundo más amable y sostenible, por eso era indispensable que la solución que proponemos sea respetuosa con el entorno.

LM-¿En qué consisten las bragas Cocoro? ¿valen para todo tipo de mujeres y menstruaciones?

E.P- Las braguitas Cocoro son unas bragas aparentemente normales y bonitas con una tecnología textil incorporada que permite que sean absorbentes, impermeables y transpirables a la vez. Son cómodas, no huelen al usarlas y se pueden lavar en la lavadora, eso sí, a 30º y sin usar suavizante ni secadora. Actualmente disponemos de dos tipos de absorción, la normal y la plus, así que depende de los días del ciclo en que estés y de cómo sea tu menstruación, te será más cómodo un tipo u otro. Valen para todo tipo de mujeres que quieran usar un producto externo, por eso ofrecemos variedad de tallas y modelos.

L.M- Cuando he hablado de este producto a mis amigas, muchas se preguntan si realmente resultan cómodas para lavar o si hay que comprarse cinco -si tu regla dura cinco días-, ¿podéis aclararles algo a este respecto?

E.P- Las mujeres sabemos que tenemos días de regla más intensa y otros de menos intensa, que hay momentos en la vida donde sangramos más y otros que sangramos menos, y además cada una de nosotras solamente tiene su experiencia personal que tampoco está cuantificada, así que es difícil decir cada cuando tendrás que cambiarte o si tendrás que hacerlo. Lo que recomendamos es que hagas la primera prueba en casa, cómodamente, y vas viendo como las Cocoro te resultan más cómodas para ti.

También van muy bien para mujeres que usan a menudo protege-slip porque tienen mucho flujo vaginal y para quienes tienen pequeñas pérdidas de orina. Ofrecemos una opción de higiene íntima más donde elegir, y cada una de nosotras se encontrará cómoda usándola cuando mejor le parezca.

LM-¿Están teniendo buena acogida?

E.P- Estamos contentas porque cada vez las Cocoro se conocen más y estamos teniendo muy buen feedback ¡Ya llevamos más de 20.000 unidades vendidas!