Prepárate para un mes de julio sin plásticos

Julio es al consumo responsable como diciembre a la navidad. ¿Conoces la iniciativa Plastic Free July? Un movimiento que comenzó hace 8 años en Australia y que ahora se extiende a más de 150 países con millones de participantes. La meta es no consumir plásticos de un único uso a lo largo de todo el mes con la esperanza de introducir hábitos más saludables a lo largo de los siguientes meses.

Tanto si te apetece unirte a la iniciativa como si ya has comenzado tu proceso para desechar plásticos de un solo uso en tu día a día, a lo largo de todo el mes que viene os estaremos aportando día a día nuevas ideas y alternativas para que estés preparada y preparado para formar parte de este reto.

  1. Lleva tu vaso contigo – julio suele ser un mes bastante caluroso en el que necesitamos hidratarnos más. Fuera de casa vamos a encontrar un montón de alternativas que nos van a ayudar a saciar nuestra sed. Adelántate a esta necesidad y ten siempre disponible contigo en tu bolso o tu mochila tu propio vaso para no necesitar los de usar y tirar. No hace falta que salgas corriendo a hacerte con uno si aún no dispones de ninguno. Un simple tarro de cristal con tapa que cierre bien te servirá. Seguro que tienes alguno disponible en casa. Si ya tienes uno, no olvides llevarlo siempre contigo cuando salgas de casa.
  2. Pasa de las pajitas de plástico- la media de pajitas utilizadas diariamente en España se dispara en verano de manera singular. Las pajitas por su tamaño no son reciclables. Existen muchas alternativas en metal o en bambú que te pueden servir. No ocupan nada y nos ahorran contaminación. Eso claro, si estás acostumbrada o acostumbrado a beber con pajita, en realidad no son necesarias para nada, pero si vas a usar una con tus granizados fresquitos hazte ya con una que puedas usar todas las veces del mundo.
  3. Siempre con tu bolsa reutilizable a la compra- en verano solemos pasar mucho más tiempo fuera de casa porque nos apetece disfrutar del sol. Recuerda siempre llevar tu o tus bolsas de algodón contigo, nunca sabes lo que puede pasar y así siempre estarás preparada y preparado. Existen mil maneras de no olvidarnos de ellas hasta que nos hacemos a la costumbre, una muy eficiente es llenar toda la casa de bolsas de tela por todas partes. Así seguro que consigues acordarte.
  4. Nada de papel film para tus sobras – que sea una costumbre extendida no significa que sea una buena alternativa. El papel de aluminio es completamente reciclable aunque tampoco es realmente necesario. Tarros de cristal y trapos de algodón es todo lo que necesitas para almacenar tus sobras en casa de manera sostenible.
  5. Fuera los snacks de bolsa – ¿ya tienes localizada una tienda dónde vendan a granel cerca de tu casa o tu trabajo? Acércate con tu propio contenedor y elige entre las delicias que vas a encontrar. Frutos secos buenísimos o frutas deshidratadas. Snacks mucho más saludables sin packaing contaminante. Si ves que te apetece, en internet vas a encontrar un montón de recetas para hacer tus granolas o barritas de merienda con productos que puedes comprar a granel.
  6. A tope con una regla sin residuos – si tienes una regla regular lo más probable es que durante el mes de julio tengas la regla. Los tampones y las compresas de un sólo uso son mega contaminantes. Si no eres una persona de las que prefieren ir sin ningún tipo de protección vas a necesitar una alternativa. La copa menstrual es una de ellas, aunque ya existen en el mercado otras como la ropa interior pensada especialmente para que no necesites utilizar nada más. Luego, lavar y listo.
  7. No te separes de tu botella de agua reutilizable – hidratación, hidratación, hidratación. Esa es la auténtica clave del verano. Comprar botellas de plástico de camino a cualquier parte es una idea terrorífica a estas alturas. Lleva siempre contigo tu botella de cristal, aluminio o bambú reutilizable si la tienes ya disponible. Si no tienes no pasa nada, de nuevo, un tarro de cristal es más que suficiente para dar el primer paso. Podréis llenarla en bares, restaurantes o en las fuentes de vuestra ciudad.
  8. Sí al sexo sostenible – en veranos con el buen color y las temperaturas altas, parece que se nos despiertan las ganas de sexo después de pasar un invierno un poquito más perezoso. Los condones individuales vienen envueltos en bolsitas contaminantes. Sustain es la marca de preservativos sostenibles que piensa en que practiques sexo seguro sin fastidiar al planeta.
  9. Cambios en tus rutinas diarias – la crema, el desodorante o la pasta de dientes te la puedes hacer tú misma o tú mismo. Es más económico y mucho más saludable. Cambiar los champús y geles por pastillas de jabón y decirle adiós de una vez por todas a las malditas maquinillas de uso único serán cambios que harán tus rutinas de belleza mucho más apetecibles.